lunes, 9 de febrero de 2009

Botin no es tan malo como parece


Parece que ante la crisis global que se está padeciendo a lo largo y anho de este planeta cada vez menos verde se quiera buscar a una cabeza de turco contra la que desahogarse y así sobrellevar mejor la crisis.
Sencillamente los bancos son empresas privadas que velan por lo que vela cualquier empresa, la maximización de beneficios. Si ante la situación alarmante que se está viviendo en este pais con 4 millones de parados, la gente no puede afrontar el pago de un crédito, lo lógico para el banco es que no lo conceda, así de sencillo. De hecho, los bancos son de las pocas empresas que no están poniendo a media plantilla de patitas en la calle. En EEUU esa estrategia ha sido la que ha llevado a varios bancos a la quiebra, haciendo mucho más daño que beneficio.
Si hay que buscar un responsable de la crisis hay que mirar hacia aquellos empresarios que inflan las acciones de sus empresas, veniendo un hum que cuando se desvanece acaba con todo aquello que había confiado en él. Una política de dar mucho y vigilar poco tambien tiene la culpa. Hoy dia todo se ha convertido en un prometo prometo para acaparar votos, la política se hace al igual que la venta de pescados en las lonjas, y de ese modo el pescado puede terminar saliendo caro. Ayudas si,pero a los que las necesitan y merecen y fuera a aquellos que se aprovechan del sistema. Más control por favor -aunque ya hay tanta gente chupando del tarro que aquel que proponga esto último se va a dar de bruces en las elecciones, pero en fin, yo sólo doy mi opinión-.
La picaresca o cara dura española, hoy mismo ha salido un informe en el que se exponía que cerca del 30% de las personas que se aprovechan de la ayuda para la disapacidad de personas mayores no necesitan dicha ayuda puesto que pueden valerse perfectamente. Gran cantidad de gente trabaja y cobra el paro o jubilación. Hacen chanchullos para obtener becas o subvenciones cuando en realidad nadan en la abundancia y en lo que invierten dichas ayudas no son más que meros caprichos. Yo también haría lo mismo si pudiese y noles culpo pero vuelvo a plantear la ineptitud de un gobierno que hace oídos sordos y vista ciega ante el cachondeo que se trae la gente con los fondos estatales en déficit y nadie hace nada para remediarlo. Cuando hy que apretarse el cinturon nos lo tenemos que apretar todos. Si no se tiene para comer y vivr se ayuda, para estudiar e incluso para poder salir y relacionarse un poco, pero una moto nueva al niño que no corra por cuenta de las becas del Estado por favor.
La gente se endeuda para cambiar de coche cuando al antiguo se le pueden sacar perfectamete otros diez años. Piden prestamos para irse de vacaciones. Cuando no se puede no se puede y vivimos muchos por encima de nuestras posibilidades. Seamos realistas.
Los bancos tienen mucho dinero y tenemos que exprimirlos todo lo posile, pero no olvidemos que si los exprimimos tanto que terminan rompiéndose, será entonces cuando la crisis sea devastadora y empecemos a perder de verdad todo lo que tenemos.

4 comentarios:

Nario dijo...

Aunque estoy de acuerdo en gran parte de lo que dices -"cuando no se puede no se puede y vivimos muchos por encima de nuestras posibilidades"-, tengo que decir que la picaresca española no se da tan sólo en los estratos bajos. Llama picaresca también a que un banco se asocie con el mejor cliente posible: el Estado Español, con todo el saqueo que conlleva en Sudamérica. Para mí Botín no es malo: es peor, y los males de unos no excusan los de otros.

Mr Purple dijo...

No quiero defender a los bancos puesto que ya he dicho que hay que intentar sonsacarles todo lo posible. Lo que quiero decir es que hay que respetar que son empresas con ánimo de lucro, con unas reglas establecidas y que como tales, cumplen su labor. Lógicamente se asociarán con los mejores clientes e invertirán dónde les sea más rentable. El Estado español debería crear un baco público que trate de paliar las necesidades de creditos que necesitamos y sería una forma de que todos no nos beneficiasemos. Debería habelo puesto en el comentario pero se me pasó.

Gabriel dijo...

Cuando leo ciertas verdades económicas como éstas o veo la actitud de algunos de mis compañeros estudiantes (véase asunto "solucionar el tema de la clase del viernes de empresa informativa" en el foro de la plataforma virtual) me doy cuenta de que la necesidad necesita un cambio radical. Quizá no sea Bolonia, pero se necesita una reforma bien grande...

Antonio Javier Martín dijo...

Bajo mi forma de entender la actual situación, los bancos son tan buenos o tan malos como el resto de grandes empresas que dominan el mundo. La diferencia es que los bancos cumplen una función de vital importancia para los ciudadanos y para el Estado: la manipulación del capital. Cuando esta manipulación se hace bajo la condición de altos intereses y estrictos requisitos, los bancos se convierten en el principal blanco de críticas. Es normal, y también necesario. Se debe vigilar su actuación, sobre todo por parte del Estado. Por lo tanto, creo que no hay que demonizarlos, pero sí dejarles claro que su negocio tiene límites.

Publicar un comentario